Casco antiguo

Las cuatro calles que forman el casco histórico de Rupit están repletas de antiguas casas de piedra, con grandes portales, escudos en sus fachadas, ventanas labradas y sus balcones de madera. Muchas de ellas fueron construidas durante los siglos XVI al XVIII y todavía llevan la fecha de fundación grabada en sus fachadas.

Te encontrarás con edificios míticos como la antigua herrería, la casa del boticario o la notaría Soler. También podrás caminar por pequeñas plazas medievales, como la plaza Mayor y la de Cavallers. Como curiosidad, en la empinada calle Fossar es donde antaño hubo el cementerio del pueblo.